Fachadas (4) La rehabilitación de fachadas es una necesidad periódica para la gran mayoría de los inmuebles. Hasta tiempos muy recientes se optaba mayoritariamente entre reparar los enfoscados mediante morteros de cemento para posteriormente pintar la fachada cada cierto número de años o aplicar enfoscados tipo monocapa, solución técnicamente mas avanzada. Estas soluciones en la actualidad están siendo sustituidas por sistemas dotados de aislamiento térmico.   Además de los condicionantes estéticos, la tendencia actual es tratar con especial importancia las soluciones técnicas que permitan ahorros energéticos y económicos por un menor o nulo mantenimiento. Los criterios a exigir a las soluciones de fachada son:   Mejorar las características de aislamiento térmico y acústico de la fachada, disminuyendo los consumos energéticos por climatización.   Alargar el periodo de vida útil de los acabados de fachada. La pintura sobre enfoscado tiene una vida útil aproximada de 8-10 años. Si consideramos que una fachada ventilada o una fachada realizada con sistema sate tiene unos periodos de durabilidad de 50 años sin ningún tipo de mantenimiento, estamos hablando de unos ahorros considerables.